Níquel Cadmio y Níquel metal hidruro

NiCD: Níquel cadmio

Las celdas de NiCD son baterías recargables. Esta tecnología funciona gracias a electrodos de óxido-hidróxido de níquel (NiO(OH)) y cadmio metálico.

Aplicaciones:

Las baterías NiCD se suelen utilizar para los equipos de iluminación de emergencia para los aparatos eléctricos portátiles y los flashes para cámaras de vídeo/foto. Esta tecnología también se utiliza para las baterías de arranque de aviones, para los vehículos eléctricos y las fuentes de alimentación de emergencia.

Ventajas:

  • Larga duración de almacenamiento.
  • Buen rendimiento con baja temperatura.
  • Coste moderado.
  • Numerosos formatos disponible
  • Larga vida útil

Inconvenientes:

  • Producción contaminante.
  • Importante autodescarga.

Almacenamiento:

Las baterías NiCD se tienen que almacenar en un entorno fresco y seco. Las baterías tienen que ser completamente descargadas.

NiMH: Níquel metal hidruro

Las baterías NiMH son baterías recargables que van a sustituir progresivamente las baterías NiCD gracias a la ausencia de metales tóxicos y gracias a su potencia 40 % más elevadas. Esta tecnología también presenta dos ventajas respecto al litio-ion: el precio y la seguridad.

El NiMH es una buena alternativa a la tecnología alcalina en los formatos AA y AAA ya que tiene un su impacto medioambiental es menor y que se puede recargar.

Aplicaciones para los consumidores:

  • Equipos portátiles: cámaras de fotos, GPS, PDA.
  • Aspiradores portátiles.
  • Walkie-talkie.

Aplicaciones industriales:

  • Vehículos eléctricos: coches, escúteres.
  • Telecomunicaciones
  • Equipos médicos.
  • Herramientas eléctricas portátiles.

Ventajas:

  • Buen precio.
  • Seguridad.
  • Respetuosa con el medio ambiente.
  • El transporte no está sujeto a ninguna reglamentación especial.

Inconvenientes:

  • Menor energía que el ion litio.
  • Autodescarga.
  • Rendimiento bajo si la batería se almacena en un entorno caliente.

Almacenamiento:

Las baterías NiMH se tienen que almacenar en un entorno fresco. La batería tiene que estar cargada al menos un  40 %.

 


EL FIN DE LAS BATERÍAS NICD EN BENEFICIO DEL MIMH

Desde varios años, el uso del Níquel cadmio (NiCd) ha sido cada vez más reglamentado. El cadmio siendo un metal extremadamente tóxico para el hombre y su entorno. El uso de tal recuso ha sido pues naturalmente reducido hasta lo estrictamente necesario.

Desde el primero de enero 2017 (con las directivas europeas 2006/66/EG y 2016/56/EU) se prohibió comercializar nuevas herramientas electro-portátiles utilizando acumuladores de tecnología NiCd.

Esta prohibición siendo prevista desde meses, adaptamos nuestra gama para encontrar soluciones de reemplazo para estas baterías. La tecnología Níquel-hidruro metálico (NiMh), que sigue mejorándose desde 1990, es perfectamente adecuada para reemplazar las baterías NiCd obsoletas. La tecnología tiene muchas ventajas sobre el NiCd: su peso es 30% menor, su esperanza de vida es mayor y resulta más fácil su mantenimiento. Antes de adquirir una nueva batería  Nimh, asegúrense que su cargador pueda utilizar esta tecnología. Generalmente, si la tecnología es compatible, encontraran sobre el cargador “ NiCd / NiMh ”. Si no lo vean, les aconsejamos que pregunten nuestros asesores. Podrán ellos dar con un producto que permita recargar su batería sin plantear problemas.

Cette interdiction étant prévue depuis plusieurs mois, nous avons donc adapté notre gamme afin de trouver une solution de remplacement pour ces batteries. La technologie Nimh continuellement améliorée depuis 1990 est parfaitement armée pour remplacer avantageusement les batteries NiCd vieillissantes. La technologie Nimh a de sérieux avantages par rapport au NiCD: 30% d’énergie volumique en plus, plusieurs centaines de cycles de fonctionnement à performance constante, simple d’entretien et de transport. Avant de vous doter d’une nouvelle batterie Nimh, il faut bien vérifier que votre chargeur puisse gérer cette technologie. Généralement il sera écrit directement sur votre chargeur “ NiCd / NiMh”. Si ce n’est pas le cas, nous vous invitons à trouver, auprès d’un de nos conseillers, un nouveau chargeur adapté au Nimh qui permettra de recharger votre batterie en toute sécurité et  lui assurer une durée de vie optimale.

Esta nueva prohibición sólo concierne las aplicaciones portátiles. En el medio militar, en el medio médico y en el medio industrial, el uso del níquel cadmio sigue siendo autorizado: se considera pues que en estos casos las baterías no son portátiles y que no hay productos de sustitución.