Request a specific battery

En savoir + BMS Safety

Litio Hierro Fosfato

Los acumuladores de Litio Hierro Fosfato (LiFePo4)  fueron concebidos a partir de la tecnología Litio-Ión. Llegó al mercado al principio de los años 2000. Actualmente, es una tecnología que se utiliza cada vez más para los coches eléctricos o para el almacenamiento  de energía.

El fosfato de hierro tiene una vida útil muy amplia (1.500 ciclos de carga/descarga). Su densidad de energía es sin embargo inferior de un 14-15 % a la densidad energía del ion litio cobalto.

La baterías de litio hierro fosfato (LiFePo4) disponen  de una gran estabilidad térmica y química que permite una gran seguridad de uso.

No se puede sin embargo, excluir la hipótesis accidentes. Una cierta inestabilidad térmica puede aparecer en caso de sobrecarga prolongada o de un protocolo incorrecto de carga.

Ventajas:

  • Vida útil  tres veces más larga que el ion litio cobalto.
  • Gran estabilidad térmica
  • Coste inferior al coste del ion litio cobalto.
  • Posibilidad de utilizar un corriente de descarga muy grande (XC).
  • Tensión unitaria de 3.2 V. Permite sustituir el plomo estanco por algo mejor (por ejemplo: una batería 4S (12,8 V) o por una batería de plomo tradicional de 12 V).

Inconvenientes:

  • Densidad de energía menor que la del ion litio cobalto.
  • Un rendimiento a baja temperatura a veces inferior al del ion litio cobalto.

Los elementos 26650 y 18650 nos permiten cubrir casi el 100 % de las necesidades de nuestros clientes gracias a una gran potencia su capacidad de aguantar el floating. Pueden ser utilizados con BMS pasivos o activos.